martes, 9 de junio de 2009

ALEGRÍA EN LAS ESQUINAS DE LA MEMORIA




Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
MARIO BENEDETTI




oigo la sirena de los buques en el puerto
o acaso el viento mismo
que me envuelve como seda

sabor a mar en los labios
sol que palpita sobre mí
evocados en la distancia
como campanas que sonríen

los cuentos del abuelo
que hacían brotar lágrimas dulces
regresan con su risa
cuando las palomas duermen en el parque
como pañuelos blancos desordenados
de atardecer sobre Macuto

cuando mis manos
están cansadas de fabricar sonrisas
me detengo
en ese instante

y me atrinchero
en las esquinas de mi memoria
tenues luces del brillo de la infancia

3 comentarios:

Víctor Manuel dijo...

Felicitaciones: En este poema los recuerdos atesorados en tu alma han volado hasta llegar a la aventura de tu alma liberada para contarnos sensaciones y sueños representativos de tu vida.
El poema es un módelo alegórico de tu vida, son hechos reales transportados en palabras.

Mª del Pilar González Sánchez dijo...

gracias Victor manuel por tus comentarios

Angus dijo...

Bellísimo poema.