domingo, 22 de junio de 2008

ESPERANZA




A veces la vida es un desgarrar de esperanzas.

Poco a poco vamos desnudando la nívea piel de los sueños y mas allá de toda certeza, encontramos la infinita lejanía, donde nace la luz.

Pero a veces la vida puede parecer una hoja, que en otoño, seca y amarillenta se desprende de un árbol y la arrastra el viento, y que en un remolino de soplos furibundos, cae, en el lecho de un tumultuoso río, que es el mundo.

¡Podemos huir, como si nos lastimase un vaso roto!

Pues es larga la costumbre de poner intervalos a nuestro paso, donde el detenerse para contemplar y morir en pequeño, arrastrando letargos y huecos días, es la excusa para sentirnos encogidos y ovillados

¡Pero debemos seguir adelante, mirando la maravilla de existir, deletreando un poema escrito en el alma!

Pues la vida se nombra, a veces, en el aire de un vaivén.En un ir y venir, subiendo y bajando por la ventura de las emociones, para llegar siempre el centro.

Porque por encima de la conciencia está la voluntad.

Cierro los ojos y duermo.Parece liviana la vida.
Me arrulla el dulce murmurar del rio .
Y el crepúsculo, envuelto en la neblina, es un ave que levanta vuelo en giro sigiloso.

¡Renace la luz de la esperanza,en sus plumas!

A lo lejos, el canto del alfarero, mientras da forma a la vasija, se convierte en oración, lágrimas y suspiro

martes, 10 de junio de 2008

OLVIDO




Apareciste una tarde cargada de Septiembre

Tu sonrisa definitiva, me hablaba de ti
esparciendo luz y oliendo a Sol

Al latirme el corazón de viento,
florecía de primavera bajo tus alas desnudas.

Pero a tu lado mi alma
jugaba a la guerra

Porque la guerra eran unas lágrimas en todos los rincones
Y yo habitaba allí, en los claroscuros

Debo decirte, que nunca conocerás como te he amado
Nunca sabrás, de que colores fueron mis sueños

Ni que me hice palabra
en todas las oraciones que subían hacia ti.

Solo sabrás, que serás para mí un ángel en ruinas
Y que de las tablas de tu ataúd he de hacer tu cuna.

O nada, o sólo el negro sueño, olvido;
un profundo pozo sin eco y sin llegada

Hoy veo alejarse tu sombra,
cuando cruzo la esquina en un nevar de rosas heladas

Porque el destino siempre mira al frente
Y yo he dado vuelta a la página

PILAR GONZÁLEZ
25/3/2004


martes, 3 de junio de 2008

AUSENCIA




He llegado a la hora de la desnudez del alma.

Andando por atajos y a paso lento
con las manos en mis bolsillos ,encontré
la espera que se diluye en la estancia de lo eterno
y rasgo mis vestiduras

Sí, ya estoy aquí, veanme desnuda
de toda rebeldía, de todo experimento,
solo vestida con fuego esencial de la esperanza,
fragmento de vida

con su perfil anónimo.

Puse en guardia el ritmo de mis quimeras
porque el alma ha sido tallada en cristal vivo.


Y levanto los ojos
para beberme toda el agua del cielo
que se me ha ido derramando por dentro
.
Sí, ya estoy aquí, veanme desnuda
Que soy tierra fértil,recién arada
Que se convierte en promesa que edifica
un nuevo sueño
ante el asombro de todas las palabras

He regresado de la ausencia,


me detuvo en el largo camino
el destierro del olvido

El pasado es como huella en el viento
Mediodia de tinieblas


Y ahora en el umbral ,empujo las sombras,

milenios de silencio, baldías soledades


3/6/2008

SE HA IDO LA PALABRA, SE HA IDO




Se ha ido la palabra, se ha ido.
La busco en el bullicio, en el sigilo,
la negación y la creencia
Entre las sombras y la nada

Como la luna en la superficie de una laguna
de pronto aparece o se oculta;
y distingo su reflejo en la penumbra,
esparciendo las cenizas de los sueños

Se agita mi pecho y gime
Angoniza la angustia y la fatiga

La espero con la sangre detenida
Y un cansancio de luz en las pupilas

Pero ahora,
No puedo derribar estas fronteras
En el centro de mi frente, detrás de las palabras

Me ciño a una enlutada melodía
quemándome sin fin por hacerlas revivir
en el doble rumor de mi agonía.

y aquí está
el cauce seco de los versos
sin sonoridad y sin eco
cubierto de polvo y arena
en el murmullo del silencio

Se ha ido la palabra, se ha ido
Duerme la poesía

PILAR GONZÁLEZ
3/6/2008