martes, 1 de abril de 2008

MUTANTES GIROS






Déjame en el aire la sonrisa.

Porque el adiós es como una sombra
que en la gloria del amor
deja un vacío semejante a sus culpas
y el porvenir
no es nada mas que un mirar hacia atrás
deletreando la agonía del instante

y despierto,
con un espejo de sal entre las manos
donde puede leerse mi destino

Donde he de vivir como una desconocida
en la tierra del castigo,


cuando comience a despertar entre los muertos

en una luz dorada que hiere hasta las lágrimas

Quizá esté caminando laberintos en el vacío de un ensueño

Donde vibran los cristales de la ausencia
Tatuada en llama viva, en cada poro de mi piel

Quizá me arrojé al mundo en mi ataúd de hielo,
fingiendo palabras
en los jirones de un idioma irrisorio

Quizá en la noche del adiós, te nombre con la voz muy baja, como
llaman aquellos que se van a los que nunca mas volverán

Porque estaba escrito,
Que en sal y agua se convertiría


nuestra barca invadida por el follaje del deseo,

en el oleaje insaciable de los desencuentros

-Porque eran cosas del destino,en sus mutantes giros-

Pero déjame en el aire la sonrisa;

Que vivirá en mi memoria

En estos duros calendarios de inviernos

1 comentario:

Versos complicados dijo...

Querida pilar, con toda mi admiración y cariño si pasas por: http://versoscomplicados.blogspot.com

encontrarás un presnte para ti, elcual debes recoger.

Tu blog hermoso , el contenido..¡inmejorable!

Besos,
Migdalia