martes, 16 de octubre de 2007

Y CONOCI LA LUZ DEL SOL




Dios siempre nos da una segunda oportunidad

Yo era la presencia de la soledad
en la intemperie



Peregrina de las sombras
y de las ausencias


Encadenada a íngrimas palmeras
vivía yo
vaciada de luz
y de sonrisas

Creí estar muerta, aun viviendo
y vi velas encendidas
alrededor de mi cuerpo
que yacía allí tendido
inmóvil
en el cementerio de las tristezas


Pero también vi mi rostro
iluminado
en las aguas de la playa
entre caracolas y peces dorados
que se agitaban con su promesa de fé

Y así fué
como ese día
vi el horizonte secreto donde el sol se oculta
entre las nubes de la esperanza
donde está Dios,


Y entonces decidí vivir
en el canto cercano de un ave
en la sonrisa de un niño
en la caricia amada
en cada minuto que respiro
y siento

Y hoy estoy
despojada de pasado y futuro
vestida de la Luz de Sol
de los nuevos tiempos


PILAR GONZALEZ
1/7/2006

No hay comentarios.: