domingo, 30 de septiembre de 2007

SEPTIEMBRE DE LOS AMANTES





Ráfaga de viento y lluvia
arrastra los sentidos

Alboradas silenciosas preludian osadías

Te busco en la luz mía,
en la luz que jamás se extingue
Y te encuentro en una caricia errante de mis dedos

sobre tu frente blanca, sobre tu mejilla

Has madurado sobre mis labios un nuevo fruto…

Me buscas en el rocío que en la tierra se pierde.
Donde las ilusiones no se mueren nunca,como agua de lluvia sin memoria,

El aire apaga su latir,
te envuelve mi piel de fuego,
te queman mis resplandores.
Y mis labios están volcandosu cesto de cerezas en júbilo.
Cuando soy tuya, diluída, hecha brisa
bajo un cielo que sueñan estrellas

Septiembre de lluvia…

enamoradamente te descubro.



PILAR GONZÁLEZ
29/9/2007

lunes, 24 de septiembre de 2007

EQUINOCCIO AUTUMNAL


En un lecho con aroma de durazno
los amantes cumplieron un sacrosanto rito

Lavaron sus almas en las aguas de la entrega,
inmolando sus cuerpos en el consagrado fuego
hasta hacerlas puras

El día se hizo noche,ante el asombro de los astros…

Todo había sido consumado en la hora venerable,
todo se irá con ellos convertido en luna creciente,
en un cielo insomne despejado de nubes

La pasión incineró sus sagradas pieles y sus cenizas
revelan los oráculos en la dimensión del tiempo
y de la muerte.

El olor sagrado del deseo,comulgó con la plenitud de las almas
unidas en un solo tiempo

La paz,es el legado de los dioses

En una noche de las verdades del cuerpo y el alma

Noche de ascensión,

Noche de Equinoccio Autumnal



PILAR GONZÁLEZ
Equinoccio de Otoño 2007

sábado, 22 de septiembre de 2007

Era Septiembre y era lluvia…




Era Septiembre y era lluvia,

-cuando yo no te amaba todavía-

Pero de tanto desear tu piel,


me habían crecido madreselvas en los dedos


Entonces, las gotas asimétricas en un cristal, me hablaban de ti


Y de la certeza

Tú estabas alli, y el otoño se asomaba en las ventanas del crepúsculo cuando en el anidar de versos de lluvia , yo evocaba tus ojos de gaviotas cálidas y huidizas, en un ágil vuelo de las ventanas traslúcidas de tus párpados


Tu boca, mandarinas dulcísimas, encendía el latido de un nuevo poema y el olor de los crisantemos

Tus manos dejaban huellas generosas en las tierras húmedas de los caminos del encuentro


-Era Septiembre y era lluvia,-


Cuando conocí el enigma imaginado de la cintura


el irrepetible rumor de los latidos y la lluvia mordiéndome los labios

Por ti volaron aquel otoño, palomas
y se derritieron mis miedos ,en un manojo de volcanes y de hogueras.



Me inventaste el cuerpo en un azar de nubes y de viento, como un despertar renovado, penetrante y prolongado en las melodías de tu piel


Y desde entonces te amé,- como aquel Septiembre de lluvia-


Cuando como un chubasco de aguacero nuevo, me reverdeciste los sentidos y el cuerpo,


Anidándote suavente en mi alma.

PILAR GONZÁLEZ
21/9/2007

jueves, 20 de septiembre de 2007

CON LA PIEL VESTIDA EN EL FUEGO DEL SOL..


“Te esperaré encendida.
Mi antorcha despejando la noche de tus labioslibertará por fin tu esencia creadora.

¡Ven a fundirte en mí!El agua de mis besos, ungiéndote, dirá tu verdadero nombre.”
Ernestina de Champourcin (España)




El silencio y tu voz
me invitan al armónico ritual del deseo.

un deseo suave,
que me envuelve de humedad y aromas
para evocar ese roce que quiere excitarme

mírame desnuda
hacedor de los dulces cansancios…

Acariciame…
con la dulce sospecha
que mi vientre sea receptáculo de tu salada lluvia
naciendo infinitos espirales,



Soy lluvia de rocío,

secreta y dulcísima,


Y me deshojo, como alma renacida

en esta desnudez de besos en la piel.


… no quiero esquivar el camino que ambos conocemos y seré tuya con la piel vestida en el fuego del sol..

¡Ven a fundirte en mí!,
En una batalla de labios y de cuerpos
¡Que tus manos acaricien mis nácares y estrellas!

desenvaina tu espada, como un guerrero iluminado
de sol,arenas y fuegos perpetuos
para socavar muy hondo
en la estrecha bifurcación de los sentidos


…Ser en ti es convertirme en cuerpo sin forma, alma pura, habitando nuevos cielos…



PILAR GONZÁLEZ
19/9/2007


martes, 18 de septiembre de 2007

ALGARABíA DE COMETAS



“(Vete,dolor que lo menciona:
al innombrable se le pone tumba,
en paz quedamos
y luego va una por el mundo como quien nunca tuvo
cosas inmortales).”
Carilda Oliver, Cuba





Todo lo que sé, lo aprendí
desnuda y adherida a tu desnudez

En ese pecho donde se esconde mi cabeza
hurgando la ternura
flotando voluptuosa en tus profundas aguas
como quien vive su muerte y resucita


parpadea tu voz,

sencilla como el mar cuando está solo

Estás desnudo…

y tu suavidad es inmensa

tiemblas en mis dedos

y tu respiración vuela adentro de mi cuerpo
cuando bebes mi sal

Mi sexo, tulipán sonrosado
receptáculo de todos los temblores

de mi cuerpo


de un hondo rumor de caracolas!

El placer como una fauce

nos acaricia y nos consume

y nuestros ojos se apagan,

se pierden
cuando tú

haciendo un torbellino de ensueños,

con esa algarabía del cometas,

desnudo y para siempre entraste en mi cuerpo


PILAR GONZÁLEZ
17/9/2007

domingo, 16 de septiembre de 2007

¿DÓNDE ESTAS POESÍA?



Mi paso era el de una rosa caminante
Una flor encendida
En la hendidura de una palabra

Atrás están las presencias,
esas que mutan
cada vez que se nombran
Que pasan como ráfagas de veloces visiones,
de días migratorios
Con un rostro de antaño,

con una historia inconclusa

Con el ayer saqueado

por la insoportable piel de la quimera,
bajo esta quemadura
son sombras las sombras
que alejan las palabras,

humaredas errantes exhaladas

por la boca del viento,

así se me dispersan,
se me pierden de vista
contra las puertas del silencio.

Mi paso se hace lento,

descanso en los pliegos de una revelación

Trato de reinventar el Edén

Destejiendo helechos al otro costado del Universo


¿Dónde estás poesía?


PILAR GONZÁLEZ
17/6/2007

A medio camino



“Soy de mí misma,
indestructible,
mía,
en vertical esencia,
y permanezco.”
Matilde Alba Swann



De un silencio a otro
las palabras cantan sus imágenes,
el sueño se reúne
en una estrella
para contarse a si mismo,

y todo se ilumina
despertando el anhelo
de decir algo:

Soy María del Pilar

Rosa desertora de los vientos

Rebelde fuí
Hasta que aprendí a usar el primer nombre
Y me concilié con la totalidad

Hija del mar, de las montañas , la luna
y del amor

A medio camino entre la vida y la metáfora
encontré en el instante
la lámpara que me incita,
atravesando los espacios
todavía frescos de misterios

Amante del amor
Apacible soy, como un rio despierto

Lo demás es viento, es agua
son gaviotas en el cielo alegre
son la miradas de los niños
es el día a día que cimienta
y moldea
al hacer caso omiso a la muerte
desdeñando la repetición
de los cánticos finales
aun sabiéndose mortal

Asi, soy, alma indestructible
en su vertical esencia
maravillada,a veces, con una gota
que detiene su sonrisa
en el himno de la lluvia
al descubrirme
en un sol que se ha inventado
ante el asombro de los astros

Hoy estoy a medio camino
arrullando un cántaro de estrellas.
De esta vida simple y cotidiana
ha nacido mi mundo,
y como grito de guerra ,mi nombre.
por eso hablo de la vida sin descanso,
al amor y la esperanza.

En unas horas
habré transitado un paso más
creándome desde lo eterno,
descubriendo nuevos universos
despierta ante lo develado
por la mágica presencia
del Dios vivo

¡Porque renazco con cada muerte!




PILAR GONZÁLEZ
5/7/2007

A unas horas de mi cumpleaños

jueves, 13 de septiembre de 2007

Cuando ya no esté....



He de morir, quizá, en una tranquila pradera,

contemplando en el paisaje un horizonte que se desdibuja

en mis pupilas

Y me haré, quizá, nube,

en este esperar lloviznas en un amanecer temprano,

de primavera.


Quizá he de ir cerrando los ojos hasta, quedarme dormida,

en la orilla de una playa, allí donde viven las palmeras

y el mar besa la arena,en la pasión que se arropa

en el ir y venir de las olas, una noche de estrellas



O quizá, partiré sin sentirlo, en un lecho tranquilo, frente a un amplio ventanal, rodeada de maceteros de claveles,

cubierta por las sabanas de mi hogar


Eso lo sabe solo Dios,

el que designa la hora, cuando el alma se libera de su vestido mortal,

y como una blanca gaviota, vuela a ese lugar del tiempo,

donde el espacio no existe, solo un remanso de paz


¿Dónde se iran mis sueños en ese ultimo segundo, cuando camine hacia lo eterno y se libere mi alma como el haz de luz de un cometa en el reclinar eterno del cuerpo en la tierra, y sosegarme en la callada luz de lo quieto?


¿En que lugar moraran las pasiones, que iran cantando sus himnos de olvido?


Quizá duerman lo imperecedero, en un albergue de lluvia

junto al amor y a la alegría,

junto a la esperanza y el recuerdo.

O en el legado de lo construido, cada dia con esmero


Y te preguntaras, donde poder encontrame de nuevo


¡Si quieres volver a sentirme, ve un águila en su vuelo!

¡Si quieres oír mi voz, arrulla tu pecho en el canto de un jilguero!

¡En la lluvia de cada mañana, quizá mis labios, sean gotas de rocío que fecunden crisantemos!


Y quizá, después de algún tiempo, cuando las lágrimas cesen,

en ese develar y sentir, que hace el que se queda,

hallaras mis letras en las esquinas de un cuaderno,

y mis palabras dobladas con cuidado, entre las páginas de algún libro.



No han de llorar aquellos que algunas vez me quisieron,

así lo he dispuesto,

solo han de perpetuarme, en las líneas de unos versos.


¿Cómo habrás de llamarme, cuando sólo quede recordarme,

en el canto de una golondrina, y veas mis manos

en las hojas dispersas de otoño inconcluso en esta tierra?

¿Cómo habrás de llamarme cuando llegada la hora de dar descanso a mis huesos, en ese nicho helado en que los hombres me pondrán?

¿Cómo habrás de llamarme entonces, cuando solo sea de mi,

cenizas y tierra,

polvo y arena?


Cuando descubras mi alma, en las líneas que ofrendo

desde lo infinito de lo eterno, me llamarás, quizá,

poeta.



Y todo se habra consumado en los cielos

PILAR GONZÁLEZ
11/9/2007

martes, 11 de septiembre de 2007

FUGA TRANSITIVA





Los espejos se integran
y ahora he cruzado
el haz de luz
que une mi par
a los dedos de mi sombra

Si ahora me preguntas
a donde fueron a parar
los veleros de las utopías
quizá te respondería
que todo se ha consumado
en el frágil respiro de una libélula
para irradiar los fuegos
que antes disipaban
y hoy purifican


Era necesario quemar
los puentes y los barcos
para quedarme aquí
en la via de no retorno
evadida del hilo fino
que me une al filo de la memoria

¡Ser totalidad,en el mágico instante de la espera!

A mi alma le llego la hora
de decantar los néctares
y separarlos de la uva madura
para atesorarlos en una áurea copa
y asi beber el elixir
de los dulces momentos
que se
anidan
en las aguas de mi boca

PILAR GONZÁLEZ
16/6/2007

ACTO DE FE

¡Poesía,poesía! ¿Dónde estas poesía?

¿Dónde esta la palabra que nombra lo cotidiano?
¿cómo hacer de la voz ,la metáfora
fugaz e irrepetible?
¿cómo dar nombre a las cosas que amo,
sin permanecer como una piedra,
inmóvil
oyendo a lo lejos,como cantan los jilgueros?

¿Será que es preciso incendiar los jardines
convertir en cenizas
flores,arboles y helechos?

O será que es necesario destuir templos
reducir a desnudas piedras
la sólidas paredes

Es imperioso arrancarme la piel

y dejar al descubierto
la herida sangrante

dejar la llaga al descubierto,
y permitir que de esa cicatriz, nazcan nuevos versos

¡Volver a útero grávido!
renacer,en un nuevo lecho
hasta que las madres de las palabras canten
y el estremecimiento de una nueva vida
encienda en mi
el fulgor de una nueva llama

Inventar nuevas lunas, nuevos soles
Renombrar cada una de las cosas
iluminar el costado de las sombras
que agonizan frente a la luz
asida a una estrella
con la imperiosa urgencia de adorar
la esencia de éste mágico misterio

¡Poesía,poesía! ¿Dónde estas poesía?

Dolorosas se me hacen estas horas
ausentes de palabras
huérfana de versos
sentada frente a la hoja en blanco
donde sólo en un acto de fé
invoco oraciones
por su regreso


PILAR GONZÁLEZ
29/6/2007


MI BOCA EN TU NOMBRE



Mirame
Mirame en la luz de un universo sin mundos
que en mi boca aun flprece la espuma
de las contracciones de la noche
en mañanas embriagadas
de silencios extraños

Mírame
Mirame hasta agotar nuestras pieles desnudas
en un lecho a la deriva
por el oleaje de las pasiones
donde el temblor se deshace
en la inmovilidad de los cuerpos

Para que sólo tu luz me ilumine
descuelga las estrellas del cielo
apaga el fuego de los volcanes
conjuga la luna y el sol en un eclipse perpetuo

Que en tus ojos asoman el prodigio de las auroras
Mirame
Que como una galaxia de constelaciones de deseo
yo derramaré mi boca en tu nombre


PILAR GONZALEZ
20/2/2006