martes, 27 de noviembre de 2007

TE QUIERO LIBRE



Me imagino muchas cosas

cuando deletreo el misterio de tus ojos,

invocando quizá un canto


o un alfabeto de agua que cincela



lo cristalino de tu mirada.


Me detengo ante el silencio que grita

como una lanza azul sobre los pétalos

en la curvatura de tu sonrisa


Soy la mirada que se abandona al poema


y a los cerezos en flor de tus labios,


y a veces creo sentirme enredadera


que busca atrapar el calendario de tus besos.


Quisiera a veces decir mis razones y motivos,


aunque siempre equivoco en los caminos,
el día,


pues a veces llega primero el invierno


que las semillas preñadas de primaveras


en el vértice incesante de la lluvia.


No espero el aletear de las mariposas


ni atraparte con éstos dedos que crecen
como madreselvas,


no me eternizo en la búsqueda de tus manos


-porque te quiero libre y completamente,-


porque amarte es sentir que el viento es nuestro compañero
como un velero de vidrio, como una gaviota en vuelo,

en las arenas blancas de nuestras palabras.


PILAR GONZÁLEZ
27/11/2007

1 comentario:

Presentes ausencias dijo...

Sencillamente ...¡hermoso! Pleno de imágenes en esa libertad ansiada.

Besos,
Migdalia