jueves, 19 de julio de 2007

SI YO PUDIERA


“Ahora contempla
como es dulce la vida, como se alejan
las órbitas etéreas abandonando
una luz sobre nuestra frente”
De Los Hermosos Días
Juan Rodolfo Wilcock



Si yo pudiera
Escribir con fuego los juramentos no dichos
Aquel atardecer cuando te dije adiós
El canto de las golondrinas, sería un poema
Y el rumor del viento, una oración
Pero la voz se hizo queda
El pecho se desbocaba,
Y nacieron las ausencias
y murieron las miradas

Si yo pudiera
Retroceder el tiempo
hasta el momento exacto de la espera
iría a tu lado vestida de arcoiris y mirada de seda
agitando las aguas de ríos dormidos
en tus veranos y mis veranos,
mis primaveras y tus primaveras
cuando el sol toca al rocío
y las mariposas vuelan

Si yo pudiera
Construir un puente
Entre mi boca y tu boca, lunas de dioses impares
Pirámides truncadas por las palabras
Hilos de plata cruzarían
el manto de añil, piedra que el viento arrastra
Llovería quizá estrellas en los prados del jamás
Fertilizando como plumas eternas, las sombras breves
En tierras mojadas por un idioma olvidado

Pero no puedo
Ni debo
Ni quiero
Y he elegido morir en el silencio
Ausente de nostalgias y preñada de olvidos
Porque nadie puede encarcelar
la transmutación de la libélula
que choca con la muerte volando contra ella
O atrapar el perfume de las rosas de pétalos dorados
Fénix se las aguas en el pais de los mil soles
Ni quebrar las alas de las gaviotas despiertas
O la infinita riqueza de los Salmos de la Luz y la Serpiente

Nadie puede pasar donde no hay puertas, ni hay llaves
habitar en los laberintos, del temor y el miedo
caminar ciega, cuando indiferentes sonrían las estatuas
ausente de miradas, luz de las dualidades
Detener lo que ha sido hecho, desencajar lo que se ha dicho
Reflejarse en un espejo roto y seguir sonriendo
Cuando un muro se levanta entre tu alma y la mía

Porque los dedos del tiempo giran
Sobre la esfera de infinitos espacios
Caminaron las Lunas,
Despertaron los soles
hoy eres un reflejo vano
recordado,a ratos
De aquellos fuegos donde ardimos antes

Solo puedo hoy
conservar nada mas que hasta mañana
El brote de una pequeña armonía
conquistada

(Poema a un pasado hecho lejana leyenda)

PILAR GONZALEZ

No hay comentarios.: