domingo, 29 de julio de 2007

ROSA AMANECIDA


Ahora el ánima de la noche
va cayendo en la tarde agonizante,
como un párpado inmenso
cubre el cielo
Oigo que llaman desde un lugar lejano


Te oigo, te oigo, pronunciar mi nombre
vienes a mi lado en un vuelo imperceptible
Y ofrezco mi pecho para tu reposo
y yo aguardo
anhelante

Llueve, llueve

Y tú naces, naces.Yo te oigo, te oigo
Es el grito que rasga el silencio
al pronunciar mi nombre

Brotan crisantemos de semillas desnudas
vacila en la hoja verde la gota de rocío
en el aire quieto crece el instante
y al abrazar el árbol
ansío ser la rosa amanecida
en tus suaves pastos

PILAR GONZALEZ
30/6/2006

No hay comentarios.: