sábado, 14 de julio de 2007

MIENTRAS REGRESAS DE TU VIAJE



A un amor costarricense:

Esta tarde, en medio de la lluvia,
he decidido convertirme en carta
y espío la persistencia de las gotas en la ventana
mientras escribo unas notas ,aguardando tu llegada

Hay un modo en que regresas a mi memoria
dulcemente

Al cerrar los ojos
renacen en mis recuerdos
los versos más hermosos de Ernesto Cardenal.
Y con ello
florece la rosa costarricense
que al regalarla quisiste
con suspenso de niño,ser un poema vivo
sembrando, también, en el jardín,
las semillas frescas de nuestros amores

Esta tarde llueve, amor mío
y nuestros caminos se visten de sonrisas

No importa ya
que con las gotas
de un día como hoy, en que la añoranza es nublada
yo moje mis cabellos y mejillas,y me quede sentada,recordándote
sobre el sillón, esperando que toques a mi puerta

Caerán mil besos de tus labios.
Mis ojos como estrellas
se cerrarán en boca de mi amado.
¡Que no será nostalgia, sino fiesta!


Para llenar las horas de la tarde
vas y vienes del tiempo
en que quedó el recuerdo
de aquella boca tibia ayer besada.

Todo está demasiado lejos
de ese país
donde el amor canta en la danza de la lluvia
sobre la ventana
y se puede soñar con crisantemos y claveles,
en canastos trenzados
evocando el olor a mandarinas
dulcísimos como tus labios


Hay modos de acercarnos
en la distancia
poco a poco
tu cercano retorno a mi tierra
a azucarar el jugo que a deleitar
mi paladar alcanzas
y el regreso a mi memoria
de los versos más hermosos de Ernesto Cardenal

(Poema a un hombre que me devolvió la sonrisa)

PILAR GONZÁLEZ
13/7/2007

2 comentarios:

María Elena Ponce dijo...

Regresará para encontrar una lluvia de besos y caricias.

Hermoso poema amiga
dejo la huella de mi lectura.

Un beso

María Elena Ponce

Mª del Pilar González Sánchez dijo...

Gracias Mariposa
eres magia en los dedos
saludos
Pilar