domingo, 6 de mayo de 2007

BEBERÉ DE TU CUERPO LA COPA DEL SILENCIO


“Cuando dos que se aman todavía
-se separan-
algo los cubre suavemente
y un lenguaje tácito se nace
en el sitio en que esos dos dejaron
la recíproca tortura de olvidarse.”
ALFONSO CHASE ( Costa Rica, 1944 )


Hay un hombre que bebe la copa del silencio,
que siempre regresa,como de un naufragio.
lo recibo-preñada de olvidos- y curo sus heridas,
y el me mira con los ojos de lucero,
abriendo de par en par
las ventanas de su alma

Estamos,juntos -hoy- mudos frente al destino
nuestros universos se entrelazan,
diáfanos son nuestros caminos.

Nada inquieta, nada impide,
la dulce melodía del espíritu
-cuando juntos-
nos entregamos al remolino de los besos
y nos perdemos en estrellas de la mañana.

Ese hombre recorre mi cuerpo
-como la primera vez.-
descifrando al tacto mis laberintos
como paraje que conoce de memoria,
derramando húmedos besos
en la sedienta piel de mis anhelos

Ese hombre, de mirada tranquila
recorre con sus labios en sutiles ondas misteriosas,
-cada espacio de mi cuerpo-
y enciende la lámpara de las pasiones dormidas,
como se enciende las fluídicas ondas de luz
al amanecer del amor

Voy a beber la copa del silencio

-que siembra paz y amor en el ambiente-

para elevar un brindis de ternura

por el dulce encuentro,
con ese hombre,
de labios de fuego
que enciende una luz en mi vientre
donde el alma de los mundos,
a los seres une

PILAR GONZÁLEZ
6/5/2007

No hay comentarios.: