martes, 9 de junio de 2009

ALEGRÍA EN LAS ESQUINAS DE LA MEMORIA




Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
MARIO BENEDETTI




oigo la sirena de los buques en el puerto
o acaso el viento mismo
que me envuelve como seda

sabor a mar en los labios
sol que palpita sobre mí
evocados en la distancia
como campanas que sonríen

los cuentos del abuelo
que hacían brotar lágrimas dulces
regresan con su risa
cuando las palomas duermen en el parque
como pañuelos blancos desordenados
de atardecer sobre Macuto

cuando mis manos
están cansadas de fabricar sonrisas
me detengo
en ese instante

y me atrinchero
en las esquinas de mi memoria
tenues luces del brillo de la infancia

miércoles, 27 de mayo de 2009

INVOCACIÓN



“salida a la luz”
Libro de los muertos




De este a oeste
navega la barca azul
con mi cerrada tumba
Dios de la palabra
amo de la luz que sale de la llama

Imploro

conduce mi alma
en éste trance al Más Allá

ordena los ritmos del cielo y el curso de los años
aparta los obstáculos en las pruebas
para conocer el verbo luminoso
vencidas las tentaciones de las diosas de la muerte

abre las puertas del templo
al recitar mi confesión
en el juico definitivo

Y cuando mi corazón sea colocado en la balanza
se haga más ligero que una pluma
al liberarme de los apegos

Sólo así moriré al mundo para vivir en Dios

y una nueva luz inundará a mi alma
porque habré renacido de las tinieblas

domingo, 3 de mayo de 2009

YO OBEDEZCO





Es oscuro y comienza el viaje. Busco la ansiada inspiración que han de guiar mis letras, pero las hojas en blanco se pasean por las sombras .Es la hora del fuego que no crece ni se apaga,la llama perpetua de la diosa triple, Brighid,la exaltada ,hija de Dagda .
La luna flota mirándome con su ojo divino en la negrura de la noche y en puntos suspensivos se reúnen las estrellas.Me consagro al pozo sagrado de los druidas y obedezco al designio de las horas, donde todo es prodigioso en el devenir de un encantamiento y quedo saciada del caldero generoso que custodia la diosa portadora de la luz. ¡Vuela hacia los cielos, pájaro de fuego y devuélveme los hechos escondidos tras la palabra! Nace una llama sobre mi cabeza y me rindo para que así toques mi lienzo blanco en la lucha de la luz con las tinieblas, el silbido de la diosa me susurra al oído.



Yo obedezco a la palabra y me libero en el infinito

Pilar González/4-2009


domingo, 26 de abril de 2009

A PASO LENTO





Como fué Sísifo,Rey de Corinto condenado por Hades a subir la roca hasta la cima de una colina en el Tártaro,empujo la roca de las palabras ciñéndome a una enlutada melodía que me quema sin fin por transmitirlas ,en el sutil murmullo de una agonía,convirtiendome en un trabajador inútil en los infiernos.

¡Qué labor constante y tenaz la de empujar la roca a pasos lentos,
perdiéndola al llegar a la cima, para recomenzar en un instante!

Mi rostro sufre,me he vuelto piedra .Quiero alcanzar esa colina ,en el centro de mi frente,pero me encuentro de nuevo aquí empujando cuesta arriba la roca por la ladera versos sin sonoridad y sin eco cubierta de polvo y arena en el leve latir de mis dedos .
Al pie de la montaña vuelvo a encontrar siempre mi carga
¿no es mi maldición lo que me mantiene con vida?.

María del Pilar González/4-2009

sábado, 7 de marzo de 2009

REHEN




Todas veces yo
Disputé conmigo misma
la percepción de los mil espejos
de épocas distintas
heredadas.

Fui rehén voluntaria
me sentía extranjera de mi misma

Quise huir
Salvándome de una aparatosa caída del pedestal inexistente
y pude asaltar los rostros rojos de todo el laberinto.

Me rodee de grandezas
magnéticas
imaginarias

Fábula de las formas que me identificaban.

De pronto, un día sin fecha

en la tierra baldía del bochorno
no había escapatoria para el silencio

Una bofetada certera del destino
Me puso de rodillas
y en un desgajar de verdades
entendí que humana soy

Entonces vi la sonrisa de una mariposa

Hoy recuerdo los mensajes y las huellas
Y el dolor que despiertan a los ángeles
Que son mi compañero y mi promesa.

Porque desnuda y de nuevo
sin historia vengo:
saludo, grito, golpeocon el corazón exacto
las puertasde mi nueva residencia

Donde la ternura
es mi salvación y mi alimento

PILAR GONZALEZ 3/2009